Si las multas del SAT no te convencen, solicita amnistía ante la PRODECON

Si te encuentras frente a una auditoría o si las multas que el SAT te envía no te convencen, tienes derecho como contribuyente a buscar apoyo de medios como las figuras de acuerdo conclusivo y condonación fiscal (multas y recargos).

Los contribuyentes tienen derecho a la condonación fiscal, ésta se da ante tres eventos, si tienes una empresa y el fisco te audita y confirma que tienes como deuda cierta cantidad, es posible condonarte las multas al pagar la deuda, es decir, te autocorriges.

En su defecto, de no estar conforme con la resolución del fisco, también es posible solicitar un acuerdo conclusivo ante la PRODECON. En esta opción se te condonaría el total de la multa siendo únicamente la primera vez que recurres a este tipo de ayuda.

Y si pagas los primeros 20 días posteriores a que el fisco realizó la notificación del crédito fiscal o la deuda, se te condonarían las multas de forma parcial o en su totalidad.

Se comentó también por parte del integrante de la comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos IMPC, Juan Manuel Franco, que se espera que las personas físicas y morales pudieran acercarse a la PRODECON, en la que se permite tramitar un Acuerdo conclusivo para la condonación de multas cuando no se esté conforme con la auditoría del fisco.

El contribuyente en caso de ser revisado por el fisco, tendría la obligación de pagar la actualización y recargos, debido al tiempo de demora en pagar, pero al firmar el Acuerdo conclusivo tiene el derecho como contribuyente de condonación de multas (sanciones por no cumplir o cumplir incorrectamente con las obligaciones, se informó).

Por ejemplo, en el caso de que si el SAT aplicara una auditoría o revisión de gabinete al contribuyente en la cual la autoridad fiscal determinará no pagar el impuesto que el contribuyente debiera pagar con recargos, actualizaciones y multas, y se acercara a la PRODECON cabe la posibilidad de pagar menos o no pagar los impuestos que se hayan autorizado por el fisco o en caso de darle la razón al SAT hacer el pago correspondiente pendiente, pero si este es el caso, se podría obtener de manera automática la condonación de las multas y ya no irse a juicio.

Por: Verónica Juárez Granja