Régimen de Subcontratación

La subcontratación la encontramos definida en la Ley Federal del Trabajo como aquella actividad cuando un patrón denominado contratista ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia para un contratante.

Existen condiciones que se tendrán que cumplir para dicha subcontratación las cuales son:

 

  1. No podrá abarcar la totalidad de las actividades que se desarrollen en el centro de trabajo.
  2. Deberá justificarse por su carácter especializado.
  3. No podrá comprender tareas iguales o similares a las que realizan los demás trabajadores.

En caso de no cumplirse con todas las condiciones (las tres arriba citadas), el contratante es decir el beneficiario de la obra o servicio será considerado como patrón para todos los efectos, incluyendo las obligaciones en materia de seguridad social.

Los guardias de seguridad, los trabajadores que realizan la limpieza, un técnico en computación, son claros ejemplos de este régimen, los cuales si cumplen con las tres condiciones y por lo tanto estamos frente a una subcontratación.

Para que la celebración de esta subcontratación sea válida es necesario que exista un contrato entre el contratista (prestador del servicio) y el contratante (beneficiario del servicio) en donde se estipulen las cláusulas a las que se someterán ambas partes mientras dura dicho régimen.

Es importante destacar que la empresa contratante (beneficiario del servicio) se tiene que cerciorar que la empresa contratista (prestador del servicio) cumpla con sus obligaciones en materia de seguridad social, salud y medio ambiente en el trabajo, claro de los trabajadores subcontratados.

Lo cual significa que la empresa contratista deberá afiliar a los trabajadores en el IMSS, Infonavit, retener y enterar las cuotas a dichos organismos, así como calcular, retener y enterar el ISR por salarios al SAT o entregar el Subsidio al empleo a dichos trabajadores, pagar los salarios y timbrar la nómina con la versión 1.2 que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2017.

Sin dejar de observar lo correspondiente a proporcionar equipo de seguridad personal necesario y con esto evitar que sucedan accidentes en el centro de trabajo en el cual estén asignados los trabajadores subcontratados.

Recordemos que está prohibido el régimen de subcontratación para disminuir derechos a los trabajadores, en cuyo caso el contratante se hará acreedor a una multa que va desde $ 18,872.50 hasta los $377,450.00.

Por L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*