Mi primer viaje en Uber

uberEl día de hoy hubo la necesidad de ir a la oficina para una reunión… llamo como siempre a mi base de taxis (hay que ver como ha afectado el hoy no circula y doble contingencia en la CDMX). “Las unidades se están tardando 25 minutos” me dice la señorita.  Mejor me voy por fuera, Gracias.

No es la primera vez que me sucede, así que salimos a la calle y a tomar un taxi. De sobra es conocido esto de la inseguridad, que el chofer le mete pata, que trae la música alta, etc, etc. Todo normal hasta aquí.

Llegamos a nuestro destino y un par de horas después… bueno, llama a la base de taxis. – ¿Oye, y si te pido un Uber?

Es más… presta tu cel, ahorita le instalo la aplicación.

Resulta que en la oficina, el Lic Marco, Cris, Rosy y hasta Belén usan el servicio Uber ¿y yo? naaada.

Después de unos minutos de ver el cel en manos ajenas, ¡Ya está!  Fíjate bien, le picas aquí, le picas allá, le dices a donde vas y zas…

En 5 minutos llega. Checa, ahí está el modelo del auto que viene y hasta la cara del chofer.

En eso estábamos platicando, mientras el auto se movía en la aplicación indicando que ya estaba a punto de llegar.

Vámonos, ya está aquí (estoy acostumbrado a que me toquen el timbre cuando el taxi llega) y no hay necesidad de esperar a que toque el timbre. Salimos y efecto, ahí estaba.
Yo con las manos en los bolsillos del pantalón le digo al chico ¿Y como funciona esto?, es la primera vez que uso el servicio.

Sonríe, abre la puerta, subimos, comienza el viaje y comienza a explicarnos como es el servicio… en unos 24 minutos llegamos a nuestro destino. Nos enseña en su Cel el fin de servicio y marca $ 50.00 pesos.  ¡Y hasta puedes facturar tus viajes!  Eso me gusta  :- )

En resumen, voy a seguir usando el servicio.

 

Deja un comentario