Las ventas en la empresa

   En cualquier momento el área de ventas es una de las más importantes en la empresa, la cual debemos cuidar mes a mes para ir cumpliendo con la cuota de ventas y en caso de existir alguna oportunidad saber aprovecharla.

Es importante mencionar que por lo regular se reúnen cada semana el gerente de ventas y su equipo de vendedores para retroalimentarse respecto a las experiencias y diversas situaciones que acontecieron en la semana que está terminando.

Es recomendable medir el desempeño de la fuerza de ventas, es decir, se tiene que revisar la productividad y eficiencia de cada uno de los colaboradores en este departamento.

Podemos comenzar con la planeación de las visitas que se tienen que hacer día con día, las llamadas que se programan a diario, así como una cuota de ventas semanal, la cual la obtenemos de la cuota mensual de ventas ya estimada con anterioridad.

Cada uno de los colaboradores del área de ventas deberá tener pleno control de su reporte de productividad y eficiencia, ya que día con día este reporte se tiene que ir alimentando con las visitas y ventas logradas para cada uno de ellos.

Recordemos que una vez lograda la venta ésta se cierra hasta que el cliente paga a la empresa por los bienes o servicios vendidos, es hasta este momento cuando estamos en posibilidades de conocer el monto de las comisiones que cada uno de los colaboradores del área de ventas cobrara.

No debemos olvidar la atención post-venta ya sean bienes o servicios, es importante dar seguimiento puntual a los comentarios y observaciones que nuestros clientes tengan respecto a su última experiencia de compra, estas experiencias son las que debemos plantear en las juntas semanales que el área de ventas tenga, por supuesto que cada empresa implementa reuniones con distinta periodicidad y diversas actividades.

Por último, comentar que es necesario que cada uno de los vendedores se cerciore de las existencias de producto en el almacén, o si estamos en posibilidades de ofrecer los servicios y de esta forma garantizar la entrega o prestación del servicio en el tiempo convenido  para que nuestros clientes estén satisfechos con lo acordado.

La fuerza de ventas así como las demás áreas de una empresa son importantes (logística, reparto, almacén, crédito y cobranzas, contabilidad)  por lo que es necesaria su capacitación constante ya que el activo más valioso es el capital humano.

Por L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*