La reducción de hoja de balance se iniciará en Octubre

La hoja de Balance creció tras la crisis financiera del 2008, la Reserva Federal (FED) lanzó un estimulo para comprar bonos del tesoro y bonos respaldados por hipotecas, en donde se tuvo como objetivo llenar de solvencia económica a los inversionistas y utilizarlo en actividades productivas e incrementar a su vez la economía, o lo que es lo mismo, que los bancos reciban dinero a cambio de bonos. A este método se le dio el nombre de Quantitative Easing (QE) y fueron cuatro rondas en total que terminaron en el 2013.

Debido a esto la FED trata de reducir la hoja de balance o lo que es lo mismo, recoger dinero del mercado a cambio de solventar los bonos con los que cuenta.

Del dinero que se recibe de dichos bonos, el Banco Central reinvertirá en el mercado, aunque no todo, sino solo una parte que comenzará con 10 mil millones de dólares por mes.

A lo cual la FED afirma, que conforme pase el tiempo se irá reduciendo la hoja de balance.

De la misma manera en la que cedió con el inicio de las alzas hacia la tasa de referencia, uno de los mayores riesgos, sería un aumento de la volatilidad según afirman analistas.

En el tiempo del término de incentivos cuantitativos anunciados por la FED hubo volatilidad, pero al paso del tiempo se fueron recuperando los mercados, situación que se dio también con el comienzo en el aumento de tasas.

Mencionan también, que al momento de realizar el anuncio, los mercados siempre pierden, pero posteriormente lo descuentan conforme se van ordenando, así lo ha percibido la Subdirectora de Análisis Económico de Monex: Janneth Quiroz.

Esta reducción podría implicar también el retiro de fondos en el mercado, esto a su vez pudiera provocar un estancamiento en la actividad económica. Por lo que la gradualidad y predictibilidad dentro del mismo en todo el proceso será la base, algo en lo que concuerdan analistas.

Por: Verónica Juárez Granja