La fiscalización por parte del SAT

En la actualidad con la entrada en vigor de la nueva versión del CFDI  versión 3.3 el cual es obligatorio a partir del 1° de diciembre de este año 2017 y al parecer no se vislumbra prorroga alguna, la autoridad fiscal tendrá en su poder las bases de datos de toda la información necesaria para fiscalizar de una forma más puntual a todos los contribuyentes, entendiendo a como contribuyentes a personas físicas y/o personas morales.

A manera de ejemplo podemos citar la verificación a los CFDI´s de nómina en los cuales se apreciara si estos cumplen con todos los requisitos de deducibilidad como son que estén  timbrados en el tiempo establecido, que tenga el salario diario integrado,  además de la  jornada laboral, el puesto del trabajador entre otros.

También la autoridad fiscal verificara los CFDI´s que los proveedores nos  emitan contra las listas negras que el mismo SAT publica, es decir validara los nombres de los contribuyentes que se encuentren como no localizados, incumplidos o con presuntas operaciones inexistentes, todo esto al amparo del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación.

Si bien es cierto que cuando nosotros celebramos operaciones habituales con nuestros proveedores no tenemos la capacidad administrativa para preguntarle si ese proveedor se encuentra localizado o que nos muestre el pago de sus impuestos para verificar que es un proveedor cumplido, en algunas ocasiones cuando somos uno de sus principales clientes si podemos negociar que nos muestren dicha información, sin embargo toda esta información es confidencial.

Parecería que nosotros tenemos que fiscalizar a nuestros proveedores, cuando la obligación es de la propia autoridad hacendaria.

La revisiones electrónicas están tomando auge cada vez más, ya que al hacer la confronta entre la información enviada por el contribuyente y la información que obra en poder de la autoridad, esta podrá fincar multas y determinar créditos fiscales en contra del  contribuyente, el cual deberá de hacer las aclaraciones  necesarias y pertinentes.

Por eso es recomendable estar monitoreando las listas negras y los CFDI´s recibidos para evitar cualquier contingencia de esta naturaleza, recuerden es mejor realizar medidas preventiva en lugar de tomar medidas correctivas.

Por: L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*