Inversiones Offshore

Las inversiones que los mexicanos tienen fuera de nuestro país son conocidas como inversiones offshore, es decir las inversiones en el extranjero con países como Panamá, Belice o Isla Caimán solo por citar algunos países, generalmente en estos países serán objeto del ISR los ingresos que se generen de fuente de riqueza de su país de residencia y no respecto de los que provengan del extranjero.

Podemos mencionar que el sistema de renta territorial atrae recursos económicos de otros países, ya que no importa de dónde provengan no tributaran en el país, es decir no pagaran ISR.

Mientas que el sistema de renta mundial como es el caso de México o Estados Unido de Norteamérica los cuales se basan en la residencia del contribuyente es decir que no importa donde se localicen los capitales, si pagan ISR en el país de residencia.

En la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) se establece lo que se consideran como ingresos sujetos a regímenes fiscales preferentes (REFIPRES)  y los define de la siguiente forma: los que no están gravados en el extranjero o lo están con un impuesto sobre la renta inferior al 75% del ISR  que se causaría y pagaría en México, en los términos del título II (personas morales)  o del título IV (personas físicas) de la LISR.

Por su parte las inversiones en el extranjero las podemos considerar como pasivas y activas.

Las inversiones pasivas son aquellas en donde las personas invierten para generar intereses, ganancias de capital, dividendos, regalías  y generalmente no buscan ser repatriados en el corto plazo.

La característica de las inversiones activas es que buscan generar ingresos a corto plazo como la prestación de servicios o venta de bienes inmuebles.

Por último mencionar que los contribuyentes deberán presentar en febrero una declaración informativa de los ingresos que hayan generado en el ejercicio inmediato anterior sujetos a regímenes fiscales preferentes mediante el formato electrónico 76, aclarando que se consideran ingresos sujetos tanto los depósitos como los retiros; ya que en caso de no presentar la declaración o presentarla de forma incompleta el contribuyente se hará acreedor a una sanción penal, esto se encuentra establecido en el artículo 111 del Código Fiscal de la Federación en su fracción V en relación  al artículo 178 de LISR.

Por L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*