Ingresos en Copropiedad

De acuerdo al Código Civil Federal (CCF) la copropiedad existe cuando una cosa o un derecho pertenecen pro-indiviso a varias personas así como los que por cualquier título tienen el dominio legal de ella, no pueden ser obligados a conservarlo indiviso, sino en los casos en que por la misma naturaleza de las cosas o por determinación de la ley, el dominio es indivisible; la copropiedad cesa por la división de la cosa común, por la destrucción o pérdida de ella, por su enajenación y por la reunión de todas las cuotas en un sólo copropietario según los artículos 938, 939 y 976 del citado CCF.

En el artículo 92 de la Ley de ISR se establece que cuando los ingresos de las personas físicas deriven de bienes en copropiedad, deberá designarse a uno de los copropietarios como representante común el cual deberá llevar los libros, expedir los comprobantes fiscales y recabar la documentación, así como cumplir con las obligaciones en materia de retención de impuestos.

Es importante destacar que los copropietarios responderán de forma solidaria por el incumplimiento del representante común, aquí también aplica para integrantes de una sociedad conyugal.

Cuando dos o más contribuyentes sean copropietarios de una negociación, es decir cuando se realicen actividades empresariales a través de una copropiedad, el representante común designado determinará la utilidad o pérdida fiscal de dichas actividades y cumplirá por cuenta de la totalidad de los copropietarios las obligaciones incluso la de efectuar pagos provisionales de acuerdo al artículo 108 de la Ley de ISR.

Por su parte el artículo 111 de la Ley de ISR establece las actividades empresariales mediante copropiedad siempre que la suma de los ingresos de todos los copropietarios no rebase en el ejercicio inmediato anterior los dos millones de pesos  y también menciona que podrán nombrar a uno de los copropietarios como representante común para que a nombre de los copropietarios sea el encargado de cumplir con las obligaciones fiscales.

El artículo 145 del Reglamento de la Ley de ISR habilita la posibilidad en tratándose de ingresos que deriven de otorgar el uso o goce temporal (arrendamiento)  o de la enajenación de bienes, cuando estos bienes se encuentren en copropiedad o pertenezcan a los integrantes de una sociedad conyugal, se establece la presentación de las declaraciones de pagos provisionales y del ejercicio, por la parte proporcional de ingresos que les correspondan a cada uno.

Respecto a los ingresos obtenidos en copropiedad podemos decir que se disminuye la carga fiscal al pulverizar los ingresos, claro con la debida evaluación y estudio de cada caso, siempre apegándose a las leyes respectivas.

L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*