Historia de un Micro Empresario (Parte final)

Como les comentaba trabaje muy duro ya tenía mi guardadito y se me ocurrió abrir otra sucursal a lo que nuevamente volví a checar lugares, precios y demás teniendo un poco éxito, pero como comenté tuve complicaciones y solo quedo en un proyecto trunco.

Obtuve una certificación importante de salubridad la cual me permitió abrir muchas puertas, pero también cerré otras eso fue en cuanto a mi actitud como dueño fui muy irresponsable, confiado.

Yo creía, que por todo lo que yo había pasado como cuando fui empleado, no tenía que ser como los jefes que había tenido; bueno los más estrictos constantes en los negocios yo no quería ser así, así que no tome mi papel de jefe siempre fui muy igualitario.

Yo confiaba demasiado en las personas siempre trataba de que mis empleados se sintieran a gusto nunca exigí ni marqué parámetros de jefe y empleados.

Bueno pues empecé a invertir en la segunda sucursal hasta cierto punto todo iba bien todo seguía su marcha, pero también empezaba yo a faltar al negocio lo desatendía varios días total según yo tenía pura gente de confianza, también había mucha gente a mi alrededor que no era buena para mi y mi negocio.

Empezaron los clientes morosos, falta de pagos, mis trabajadores empezaron a faltar, también se perdía el dinero, recuerdo un día llegue hacer cuentas semanales para poder sacar todo lo de los pagos de la tortillería y la persona que yo consideraba de confianza de hace mucho tiempo (amiga) ya no regreso se fue sin decir nada y al checar cuentas faltaba dinero yo la busque por varios días nunca me dio la cara.

De ahí se vinieron más problemas empecé a pedir dinero para poder solucionar las cuentas y entre más  trataba de solucionar las cosas más me hundía, al ver que las cosas ya no marchaban bien trate de sacarlo a flote después de liquidar a varias personas solo me quede con las que yo considere que valía la pena yo trabaje duro como debió haber sido desde el principio hasta el final pero sin lograr nada me seguí hundiendo, más trabajaba, solo para cubrir gastos pero no cubría las deudas todo lo que ya había pedido prestado todo se vino abajo .

Por ultimo y para rematar y lo que fue la razón más importante que me orilló a que yo quitará mi negocio es que yo tenía una familia muy complicada no existía núcleo familiar.

A raíz de eso y de todo lo que se me había juntado deudas y que poco a poco los clientes fueron quedando mal, vino la tragedia más grande de todas, tener que cerrar perdí todo el capital así ya no pude seguir más solo me quede con la maquinaria y el recuerdo de que alguna vez fui un micro empresario.

Tomando en cuenta todo lo que he pasado y gracias a personas que ahora están en mi vida es que me doy cuenta de que si yo hubiera madurado y tomado las cosas más enserio nada de esto me hubiera pasado, pero en fin dicen que el hubiera no existe aun seguiría con mi negocio y yo creo que hasta con más sucursales.

En algunas cuestiones hoy en día sigo cometiendo el mismo error al ser confiado aun me falta crecimiento, pero de algo estoy seguro es que lo voy volver a intentar, ahora tomando las medidas adecuadas y realmente portándome como dueño o jefe alguien que está al mando.

Se que no es sencillo y a veces resulta difícil separar tanto los lazos familiares como de amistad pero en los negocios así debe ser. No significa que seas un tirano pero es indispensable que la gente de la que te rodea entienda que “Business are business“.

Por: E-Niño