El Banco Nacional de Comercio Exterior S.N.C.

El Banco Nacional de Comercio Exterior S.N.C. (BANCOMEXT) como banco de desarrollo cumplió sus primeros ochenta años al servicio de las empresas importadoras y exportadoras de nuestro país, fue en la época del Presidente Lázaro Cárdenas cuando comenzó a operar esta institución el 1 de julio de 1937 como apoyo al campo mexicano siendo sus características de institución privada por lo que no se creó una ley especial, sino solo una escritura constitutiva.

A mayor abundamiento las instituciones llamadas banca de desarrollo son aquellas entidades de la Administración Pública Federal las cuales tienen personalidad jurídica y patrimonio propios, son constituidas con el carácter de sociedades nacionales de crédito, los términos de sus  leyes orgánicas y de la Ley de Instituciones de Crédito, las cuales tienen el objetivo de atender actividades productivas que el Congreso de la Unión determine.

Mientras que las instituciones de banca múltiple son instituciones de crédito privadas las cuales captan recursos financieros del público y a su vez  otorgan créditos los cuales son  destinados para mantener en operación las actividades económicas en el país. Las cuales para operar como institución de banca múltiple es necesaria la autorización del Gobierno Federal a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)  y opinión favorable del Banco de México.

Su creación fue principalmente el financiar operaciones de comercio exterior de productos agrícolas, evitar a los intermediarios los cuales explotaban al campesino así como contribuir al fortalecimiento de la balanza de pagos.

Hasta el año de 1985 BANCOMEXT fue constituido como Sociedad Nacional de Crédito y Banco de Desarrollo y en enero de 1986 por primera vez se le expidió una Ley Orgánica.

Por lo que respecta a la renegociación del TLCAN en estos tiempos el BANCOMEXT tiene que disponer de más recursos económicos para continuar con la diversificación de exportaciones e importaciones para integrar las cadenas de valor en el país.

Esto se resume en que es necesario que BANCOMEXT continúe financiando con recursos de forma oportuna  a los exportadores directos e indirectos para la generación de empleos y el crecimiento de las empresas en un sector tan dinámico como lo es el comercio exterior, por lo que debemos aprovechar el abanico de oportunidades que tenemos frente a nosotros.

Por L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*