Consecuencias del Cambio de Domicilio Fiscal

   Las reformas legales establecen que los contribuyentes deben  actualizar datos que no impliquen un cambio de ubicación, como teléfono fijo, teléfono móvil, correo electrónico, tipo de vialidad, tipo de inmueble, cambio de numeración oficial y deben considerar un nuevo domicilio fiscal en términos del artículo 10 del Código Fiscal de la Federación.

Ya sea mediante vía electrónica (No se requiere documentación) o por atención personal en asistencia al contribuyente (Comprobante del nuevo domicilio fiscal, Identificación oficial vigente del contribuyente o representante legal, poder notarial para acreditar la personalidad del representante legal), lo anterior dentro de los diez días siguientes a aquél en que cambie su domicilio y tratándose de contribuyentes que se les hayan iniciado facultades de comprobación, con cinco días de anticipación al cambio.

Existen algunas condiciones: contar con Firma Electrónica vigente, sólo para los casos que lo presenten a través del portal del Servicio de Administración Tributaria y contar con opinión de cumplimiento positiva del contribuyente obligatoriamente, al momento de realizar el trámite, excepto las personas físicas que: no tengan obligaciones fiscales activas, estén inscritos exclusivamente en términos del Título IV, Capítulo I de la Ley del Impuesto sobre la Renta o estén inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal.

 Los contribuyentes que se encuentren en “Suspensión por defunción”, así como aquellos que no cuenten con un buen historial de cumplimiento de sus obligaciones fiscales no podrán realizar el cambio de domicilio a través del portal del SAT, debiendo presentarlo en la Administración Desconcentrada de Servicios al Contribuyente.

Actualmente el SAT dentro de sus facultades de comprobación ha implementado verificaciones en su horario de 7:30 am a 18:00 horas para constatar que los datos proporcionados por los contribuyentes al RFC, relacionados con la identidad, domicilio y demás datos que se hayan manifestado para los efectos de dicho registro no sean falsos o contengan errores realizando visitas de verificaciones de domicilios Fiscales aleatoriamente, tomando como medida inmediata  la cancelación del CSD  (Certificado de Sello Digital) del contribuyente, por encontrar el domicilio fiscal como no localizado o bien que en el domicilio fiscal registrado no se maneje la administración principal del negocio, señalando que se infringen entre otros el artículo 10, Fracción II, Inciso a), y articulo 17-H, inciso d) del Código Fiscal de la Federación y con posterioridad le notificara vía buzón tributario la resolución por la cual se cancela su CSD, de ahí que deba estar pendiente de este medio de comunicación (Buzón Tributario), en los días subsecuentes.

Ante el escenario anterior  tenemos diferentes alternativas  para continuar emitiendo facturas: Presentación de caso de aclaración, interposición de recurso de revocación, Juicio contencioso administrativo, amparo por el que puede levantar la cancelación, incluso evitar que le sean cancelados si ya le notificaron el oficio correspondiente, ganado contra la cancelación y se concede la suspensión, para que se levante la cancelación de certificados  y el contribuyente pueda seguir emitiendo facturas. Lo anterior se soporta legalmente por la siguiente tesis.

Época: Décima Época, Registro: 2013438, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Tipo de Tesis: Aislada, Fuente: Semanario Judicial de la Federación, libro 38, Tomo IV.1o.A.52.

SUSPENSIÓN. ES PROCEDENTE CONCEDERLA CONTRA LA CANCELACIÓN DEL CERTIFICADO DE SELLO DIGITAL QUE SIRVE PARA LA EXPEDICIÓN DE COMPROBANTES FISCALES. DE LO CONTRARIO, SE PARALIZARÍA LA ACTIVIDAD COMERCIAL DE LA EMPRESA Y SE AFECTARÍA LA RECAUDACIÓN DE LA HACIENDA PÚBLICA.

 Existen alternativas pero siempre será mejor tener la cultura de la prevención en todos sentidos.

 

 Por: Lic. Derecho Esp. Fernando Arias Tapia