CFDi 3.3 – Problemas en el manejo de decimales

El nuevo CFDI 3.3 ha traído consigo un nuevo tema de confrontación para los contribuyentes, pues con la nueva modificación del anexo 20 en la RMF de este año, se plasmó a detalle cómo manejar los decimales.

En casi todos los campos numéricos el Anexo 20 prevé que son de un tipo denominado “t_Importe”, el cual se define como un campo numérico que acepta hasta 6 decimales. Sin embargo, el Anexo 20 permite el manejo de hasta 6 decimales en estos campos, las reglas de validación del CFDI señalan que los datos introducidos deben llevar los decimales máximos que acepta cada tipo de moneda, y he aquí la confrontación, pues los decimales máximos de cada moneda están definidos en el catálogo denominado “c_Moneda”. Es en este dónde la moneda de cada país tiene definido un número de decimales permitidos. En este caso el peso mexicano (MXN) solo permite hasta 2 decimales lo mismo que el dólar; otras monedas aceptan 3 o 4 decimales, y algunas no aceptan ninguno.

Parece lógico pensar que en la vida cotidiana se manejan a lo sumo dos decimales, al fin de cuentas no manejemos cantidades fraccionarias en los centavos. No obstante, existe un campo en el que sí se da en la práctica el manejo de cantidades con más de dos decimales, que es el campo de “Valor Unitario”.

Existen empresas que por el tipo de mercancía o producto que manejan, sus valores unitarios pueden estar definidos en más de dos decimales, como pueden ser las constructoras o ferreterías.

Y es que manejar más de dos dígitos en los precios de venta y de compra, es muy útil para controlar que el precio sea más exacto, especialmente cuando se compra por toneladas y se vende en kilos, y en general cuando se tiene que dividir el peso del producto para su venta y compra.

 El principio del problema para este tipo de empresas es porque anteriormente se tenía permitido poder registrar hasta 6 decimales.

Es por esto que el SAT se está previniendo, ha definido en su “Matriz de errores” que los proveedores autorizados de certificación (PAC) “no deben considerar esta validación”; es decir, el SAT, considerando esta discrepancia de manejo de decimales, indica que el PAC no debe validar que el número de decimales en este campo tengan como máximo los decimales que permite la moneda, sino que podrá contener hasta 6 decimales, sin que sea motivo de error.

Como podemos ver a unos días de volverse el único comprobante valido, aun debemos considerar ciertos ajustes a los sistemas de facturacion para evitar en lo posible este error de lógica que generan las reglas de la RMF.

 Por: MC Horacio Escobar Rodriguez