CFDi 3.3: El SAT busca erradicar la venta ilegal de facturas

En la nueva versión de la Factura Electrónica, el SAT busca darle una solución a la gran problemática del país.

Se han detectado empresas fantasmas o que aparentan operaciones, lo que ante el sector formal se ha convertido en una gran problemática en el país, provocando también un mayor esfuerzo para eliminarlas.

Para el logro de este objetivo, el SAT cuenta con una lista de Empresas que las proveedoras autorizadas de certificación deben verificar en cada realización de factura electrónica.

En la lista llamada “Lista Negra del SAT”, se han localizado 40,000 casos de empresas que facturan operaciones falsas y empresas que también deducen operaciones simuladas, así como el tiempo promedio en que al SAT le sea posible detectar que la autoridad corrobore las declaraciones provisionales del IVA e ISR.

Así mismo también se informa que la nueva versión de la factura electrónica 3.3, misma que entrará en vigor obligatoriamente el próximo 1 de enero, es irrevocable, y que la posibilidad ante la alteración de los archivos XML, al SAT le será posible identificarlos de manera inmediata.

Todo lo que contiene la nueva Factura Electrónica, se hizo con la finalidad de evitar y reforzar al mismo tiempo que dichas empresas fantasma se sigan incrementando y actúen en la mima forma en la que lo han venido haciendo recientemente.

Esta nueva versión de la Factura, también le permite al SAT, como uno de los principales beneficios que traerá consigo, realizar análisis y recabar información más completa generando modelos de riesgo para detectar más oportunamente transacciones simuladas.

Por ello el SAT apunta una información mayormente estructurada y definida, para así mismo ayudar a emitir la factura de una manera mucho más sencilla, y con mayores posibilidades de sacarle provecho, también podría ayudar a los contribuyentes a disminuir, dependiendo el caso, sus obligaciones.

Afirman que a pesar de que las empresas simuladoras no son algo que haya ocurrido actualmente, algo que ha sido bastante notorio es que, tras la reforma fiscal, la autoridad cuenta ya con más herramientas para luchar contra esta situación. Hasta el hecho y posibilidad de suspender el sello digital y prohibir que la empresa siga emitiendo facturas.

En cifras que las autoridades han dado, hasta la fecha poco más del 40% de los contribuyentes han migrado a la versión 3.3 de la factura.

Por cada comprobante fiscal, se penalizará con multas de $12,000.00 para quien no cumpla con la emisión de la misma.

Es posible la henificación de una operación simulada en el lugar en donde se esté emitiendo la factura electrónica y haya un flujo en efectivo de la transacción, pero no teniendo así, una materialidad de los hechos.

Como gran escudo se considera que: la nueva factura electrónica será inviolable, se cuenta también con la lista 69 B o lista negra, en donde son 40,000 los casos detectados, multas de $12,000.00 para quien no migre a la nueva factura, ya se cuenta con un porcentaje de 40% de contribuyentes que han migrado, el 1 de enero del 2018 ya entra en vigor la nueva factura en el país.

Por: Verónica Juárez Granja

CFDi 3.3 – La Nueva Facturación Electrónica para el 2018

Aun cuando hay un periodo de convivencia desde julio de este año, la obligatoriedad de la nueva versión de facturacion se prorrogo hasta el próximo 2018, por lo que, si eres empresario, manejas un negocio o estas por emprender uno en este próximo inicio de año, esta información es de suma importancia para tu empresa.

El siguiente año fiscal, el SAT está por iniciar con una nueva era de facturación electrónica en México, llamada “La Nueva Facturación versión 3.3”

Se trata de un nuevo esquema que como mencionamos líneas arriba, entro en vigor a partir del julio del 2017; está basado en mejorar las operaciones y entrega de información al Servicio de Administración Tributaria.

Con esta nueva fase, el contribuyente deberá de colocar toda su atención en el nuevo catálogo de productos y servicios (http://200.57.3.46:443/PyS/catPyS.aspx), en el uso del CFDI y el complemento de recepción de pagos que ayudarán a cumplir con los equerimientos de esta nueva versión.

Como uno de los más importantes es la emisión del nuevo complemento de recepción de pagos. El cual su función principal es que por cada comprobante fiscal pagado después de la fecha se deberá de expedir un complemento de recepción de pagos para declarar que la operación ha recibido el pago de una parcialidad o ha quedado saldado el comprobante.

Con este cambio se aumenta el número de CFDIs utilizados en las operaciones del mes. Al aumentar el número de CFDIs emitidos, debemos de tomar en cuenta que el número de timbres que vamos a utilizar por mes se incrementará al doble en el mejor de los casos, o un poco más si estamos acostumbrados a vender a crédito en pagos diferidos.  Debido a que cada comprobante que sea pagado posterior a la fecha de su emisión se usará otro CFDI para declarar el pago.

En http://www.captura-digital.com te ofrecen las mejores opciones de facturación al mejor precio, por lo que no dudes en acercarte a uno de sus múltiples asesores que te orientarán en el proceso y mejor aun, con la suficiente ayuda visual a través de videos que te harán más fácil entender el uso de esta versión de facturación. Para que evites estar pensando en como operar tu facturación y simplemente hay que enfocarse en lo importante, en la apertura de nuevas oportunidades de negocio. ¡El momento de llevar a tu negocio a otro nivel es ahora!

Por: MC Horacio Escobar Rodríguez

El SAT trata de no evidenciar lista de beneficiarios fiscales

Entre el 2007 y 2016 el SAT ha perdonado a múltiples empresas y personas físicas, lo que ha incrementado una pérdida de 822 mil millones de pesos, situación ante la cual el SAT podría ser reservado en aclarar los motivos de haber perdonado dichos adeudos fiscales.

En respuesta a solicitudes de información, y haber dejado sin efecto dos resoluciones tomadas en el mismo en donde se ordenaba al SAT transparentar los datos, un Tribunal mandó al Instituto Nacional de Transparencia obtener información y protección de Datos Personales (INAI).

Este caso se ha desarrollado en juzgados y tribunales federales desde el año pasado, en el que se buscaba un amparo por parte de empresas involucradas y terceros interesados.

Se informa que los 822 mil millones de pesos son equivalentes al 4.5% del PIB que había sido registrado en el 2015.

Se resolvió el amparo el 24 de Octubre del presente año y fue eliminada la sentencia de un juez federal que acreditó la orden del INAI así como las resoluciones del  organismo por lo que la información que fue solicitada no será posible conocerla.

Se asegura que las resoluciones del INAI fueron basadas en una prueba de interés público ante las peticiones de los ciudadanos que requerían una respuesta de conocer los nombres de las personas físicas o morales a las que les fueron perdonadas las deudas fiscales en medio de condonaciones o cancelaciones pero sobre todo conocer los motivos por los cuales el SAT permitió lo sucedido y así afectar la recaudación fiscal.

El 27 de Octubre del 2015 el INAI instruyó al SAT dar a conocer los montos de los créditos fiscales cancelados y/o condonados en el caso de personas físicas y morales, entre el 5 de mayo y 30 de julio del 2015 en donde se relacione por nombre, denominación o razón social, así como clave de RFC, fuente, el lugar y la forma en la que se puede verificar.

El mismo día el INAI ordenó al SAT entregar la información correspondiente de las personas a las que se les condonó o canceló según su crédito fiscal a partir de enero del 2007, hasta el 31 de diciembre del 2013, así como también los montos desde enero del 2007 hasta el 4 de mayo del 2015.

Como motivo de recurso de revisión en el que el INAI ordenó al SAT entregar la información a partir de enero el 2007 al 31 de diciembre del 2013, montos desde enero del 2007 al 4 de mayo del 2015 así como los motivos respecto a los casos cancelados o condonados desde el 1 de enero el 2014 al 15 de mayo del 2016. Fue entonces cuando el INAI decidió eliminar la clasificación de secreto de nombres fiscales por ser de mayor importancia dar a conocer la información que resguardarla, y conocer el motivo por la afectación a la ciudadanía en general por la merma en los ingresos al presupuesto y a los contribuyentes a los que no se les entregó dicho beneficio.

Por: Verónica Juárez Granja

CFDI 3.3 – Antecedentes

Para los nuevos contribuyentes que están comenzando a conocer sobre lo que es la Facturación Electrónica, debemos decirles que han llegado en una etapa de transición de versión; durante algunos años el CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) ha ido cambiando de versión ya que a partir del 2014 se implementó de manera obligatoria la emisión de Facturación Electrónica por Internet para todos los contribuyentes, anteriormente se requería una FIEL (Firma Electrónica) para poder sellar con esta firma los comprobantes digitales que se emitían; de esta manera se podía confirmar que era el contribuyente el que realizaba la emisión del comprobante.

 Actualmente se ha cambiado de FIEL a un CSD (Certificado de Sello Digital) este sello realiza la misma función que tenía la FIEL; certifica que es el contribuyente el que emite el comprobante fiscal.

Un certificado de sello digital se compone de 3 cosas, un archivo .cer (Certificado), un archivo .key (Una llave para conectarse al certificado) y una clave privada que es generada por el contribuyente al momento que se realiza el trámite de manera presencial en las oficinas del SAT.

En realidad, es un proceso muy sencillo hacer la solicitud de este certificado; después de tener tus CSD, estarás listo para comenzar a realizar comprobantes fiscales, sólo deberás contactar un proveedor autorizado de certificación (PAC) que pueda ayudarte a gestionar tus comprobantes y realizar el sellado de los comprobantes fiscales que emitas.

Lo anterior es la parte tradicional del proceso para iniciar a realizar los comprobantes; pero ahora en esta etapa de transición, hay nuevos procesos que debes de

tomar en cuenta.

De entrada, si eres nuevo en una plataforma, te recomendamos que antes de contratar, puedas verificar si el proveedor cuenta con la opción para realizar comprobantes en la nueva versión 3.3, además de investigar si a partir del 1ro de Enero tendrá disponible el nuevo complemento de recepción de pagos.

Nuestra recomendación es empezar a facturar con la nueva versión 3.3, debido a que, aunque puede ser un proceso más largo el aprendizaje, te ayudará a entender cómo se manejará esta nueva versión a partir del 1ro de Enero y no tener que realizar modificaciones en tus productos, recordemos que esa es la fecha en la que será obligatorio el uso de la nueva versión de facturación 3.3.

 Los temas que deberás tener muy claros para iniciar serán:

Uso del CFDI

CFDI relacionado

Complemento de recepción de pagos (¿Qué es? ¿Cuándo utilizarlo? y como cancelarlo

Uso de catálogos de claveProductoServicio: este catálogo será el que debes de tomar en cuenta debido a que ahora necesitarás declarar una clave correspondiente al producto o servicio que desees emitir en el comprobante. Visita: http://200.57.3.46:443/PyS/catPyS.aspx

¡Calma, no es para alarmarse!, estos cambios los podrás ir dominando de manera muy rápida cuando puedas visualizar una pantalla de llenado de la nueva versión de Facturación 3.3 que en http://www.captura-digital.com te asesora con videos demostrativos del correcto uso de la nueva versión del CFDI 3.3 no dudes en contactarnos.

Por: MC Horacio Escobar Rodríguez

 

CFDi 3.3 – Problemas en el manejo de decimales

El nuevo CFDI 3.3 ha traído consigo un nuevo tema de confrontación para los contribuyentes, pues con la nueva modificación del anexo 20 en la RMF de este año, se plasmó a detalle cómo manejar los decimales.

En casi todos los campos numéricos el Anexo 20 prevé que son de un tipo denominado “t_Importe”, el cual se define como un campo numérico que acepta hasta 6 decimales. Sin embargo, el Anexo 20 permite el manejo de hasta 6 decimales en estos campos, las reglas de validación del CFDI señalan que los datos introducidos deben llevar los decimales máximos que acepta cada tipo de moneda, y he aquí la confrontación, pues los decimales máximos de cada moneda están definidos en el catálogo denominado “c_Moneda”. Es en este dónde la moneda de cada país tiene definido un número de decimales permitidos. En este caso el peso mexicano (MXN) solo permite hasta 2 decimales lo mismo que el dólar; otras monedas aceptan 3 o 4 decimales, y algunas no aceptan ninguno.

Parece lógico pensar que en la vida cotidiana se manejan a lo sumo dos decimales, al fin de cuentas no manejemos cantidades fraccionarias en los centavos. No obstante, existe un campo en el que sí se da en la práctica el manejo de cantidades con más de dos decimales, que es el campo de “Valor Unitario”.

Existen empresas que por el tipo de mercancía o producto que manejan, sus valores unitarios pueden estar definidos en más de dos decimales, como pueden ser las constructoras o ferreterías.

Y es que manejar más de dos dígitos en los precios de venta y de compra, es muy útil para controlar que el precio sea más exacto, especialmente cuando se compra por toneladas y se vende en kilos, y en general cuando se tiene que dividir el peso del producto para su venta y compra.

 El principio del problema para este tipo de empresas es porque anteriormente se tenía permitido poder registrar hasta 6 decimales.

Es por esto que el SAT se está previniendo, ha definido en su “Matriz de errores” que los proveedores autorizados de certificación (PAC) “no deben considerar esta validación”; es decir, el SAT, considerando esta discrepancia de manejo de decimales, indica que el PAC no debe validar que el número de decimales en este campo tengan como máximo los decimales que permite la moneda, sino que podrá contener hasta 6 decimales, sin que sea motivo de error.

Como podemos ver a unos días de volverse el único comprobante valido, aun debemos considerar ciertos ajustes a los sistemas de facturacion para evitar en lo posible este error de lógica que generan las reglas de la RMF.

 Por: MC Horacio Escobar Rodriguez

CFDi 3.3 – Sanción por error en Catalogo del Producto o Servicio

Con la puesta en vigor de la nueva versión de facturación 3.3, han surgido interrogantes, uno de los más importantes es ¿Qué pasa si me equivoco al registrar la clave del catálogo de productos?, y es que sí bien se comentó en nuestro artículo anterior, se tenía por entendido que no estarán permitidos los errores. Sin embargo, ante esta interrogante la autoridad nos informa que:

En el caso de registrar una clave de producto o servicio que tenga cierta similitud o relación en cuanto a las características de lo que se vaya a facturar, ya sea porque no se encontró la clave específica, o no se tiene idea de que clave utilizar, el SAT informó que esta situación no será motivo de sanción por parte de la autoridad. Salvo en casos de notoria y evidente incongruencia entre lo facturado y la clave de producto y servicio que se registre.

Ejemplo:

Registras la clave 86131602 que corresponde a Educación en baile. Sin embargo, tu rol pertenece a los medios impresos, por lo que debes facturar la clave 82111901 – Servicios de comunicados de prensa. Al tratarse de un tema nuevo, los primeros meses serán parte de un proceso de aprendizaje colectivo.

Sin embargo, aun contando con estos puntos, la incertidumbre surge, pues cualquiera podrá objetar que se equivocó al buscar su registro, como tal no se cuenta con una herramienta que pueda medir si en efecto un contribuyente no encontró la clave correspondiente. De igual forma se nos dice que se dará unos meses de “permiso” para cometer errores por así decirlo, pero no indican la cantidad de meses. De lo antes mencionado, surgen dos incógnitas más ¿Con qué criterio es que estas incongruencias serán evaluadas? ¿Será un criterio uniforme del SAT o se aplicará el criterio del funcionario en turno?

El tema fiscal más importante de este año ha sido la actualización de la facturación, pues está en calidad de preocupación, ya que la autoridad ha buscado las formas de crear herramientas de control y sanción para los contribuyentes, sin embargo, dejan muchos espacios de incertidumbre.

Por: MC Horacio Escobar Rodriguez

CFDi 3.3 Especificaciones que ampara retenciones

Así como todos los tipos de CFDI, el comprobante fiscal que ampara retenciones modificará algunas de las especificaciones que lo componen antes de que termine este año.

Con CFDI de retenciones, nos referimos al documento fiscal que utiliza para documentar aquellas operaciones que son distintas a las transacciones de venta y renta de productos o servicios como pueden ser:

  • Retenciones de impuesto
  • Pago de viáticos
  • Enajenación de acciones
  • Pago de dividendos y/o utilidades, entre otras

En ese sentido, cuando se lleven a cabo dichas operaciones la factura electrónica emitida debe contener los nodos que te indicamos a continuación con la información correspondiente:

Retenciones. Indica que el documento es un Comprobante Fiscal Digital que ampara retenciones e información de pagos.

Emisor. Reconoce la clave del Registro Federal de Contribuyentes de quien emite el comprobante.

Receptor. Contiene los datos fiscales del contribuyente al que se envía el comprobante.

Nacional. Se utiliza para incluir la nacionalidad del receptor en caso de que éste sea de nacionalidad mexicana.

Extranjero. Especifica que el receptor del comprobante es residente en el extranjero.

Periodo. Indica el mes inicial y final en el que se realizó la retención o la información de pagos.

Totales. Expresa el monto total de las retenciones realizadas en la operación con importes numéricos de hasta seis decimales.

Impuestos Retenidos. Corresponde a los conceptos contenidos en el comprobante, como pueden ser: la base del impuesto o la clave del tipo de impuesto.

Complemento. Determina los complementos determinados por el SAT. Lo puedes usar para indicar las extensiones al formato que de mayor utilidad para ti.

De acuerdo con la última actualización de la guía de llenado del CFDI versión 3.3 publicada en el portal de internet del SAT, en total el CFDI que ampara retenciones contiene 9 nodos y puede incluir hasta 29 atributos.Horacio Escobar Rodríguez

Por: Horacio Escobar Rodríguez

CFDi 3.3 – Honorarios

A razón de ser reiterativo, te recordamos que este 1 de enero de 2018 es la fecha límite para migrar a la nueva facturación electrónica y si trabajas por honorarios esto es para ti. Sigue los siguientes pasos y recuerda que debes generar un recibo por cada cobro parcial que hagas.

 Para las personas que trabajan por honorarios, obtener la nueva factura electrónica ha sido un verdadero calvario. Juan Palacios cuenta que le tomó más de dos meses poder entender los nuevos catálogos que dispuso el Servicio de Administración Tributaria (SAT) con los que deberá llenar la nueva factura.

 “¡Fue un logro poder hacer mi factura! No podía encontrar la clave de lo que me dedico, yo estoy en el sector de telecomunicaciones y rento conversores de digital a análogo, pero no podía encontrar la clave del servicio, ni la medida de unidad. Me costó mucho trabajo, pero, bueno, ya logré la primera”, dijo.

 Si trabajas por honorarios y ofreces tus servicios a una persona o empresa, debes considerar que la nueva factura electrónica versión 3.3 viene con una serie de apartados en los que se te preguntará qué es lo que haces o vendes, y para cada actividad hay una clave que encontrarás en los catálogos del SAT.

 Juan cuenta que tiene amigos que también trabajan por honorarios y coinciden en que si bien puede traer un beneficio la nueva factura, al presentar la declaración anual es engorroso buscar las claves del producto que se vende o del servicio prestado.

 Factores por considerar:

 1. El SAT no prevé una prórroga en el plazo para seguir emitiendo fracturas versión 3.2.

 2. Alguien que parte de cero al menos tardará cuatro a ocho semanas en el proceso de cambio de versión.

 3. Los que ya emiten factura con la nueva versión 3.3 provienen de un universo de 3 millones de contribuyentes.

 En  la descripción que las personas físicas deberán hacer en la nueva factura es la misma que en la versión 3.2, sólo que ahora se deberá buscar en los catálogos la clave del sector al que se pertenecen.

 Enseguida, aparecerá una serie de productos y servicios, donde cada persona debe buscar los que concuerden con el servicio que se realiza o el producto que se venda o rente.

Una vez superado este paso, se debe ubicar el código que se te mostrará, éste será la referencia para catalogar tu actividad.

Al final del llenado, resultará un número que se conforma por la descripción, la clave, la unidad de medida, el precio y la definición del producto por cómo se comercializa.

 “Deberás ser más detallista en el llenado, la clave es que agregues el rubro al que pertenece la profesión o servicio que prestas. También puedes acercarte con el proveedor de sistema de facturación, ellos te indicarán dónde se captura esa información para tener actualizados los artículos y códigos”, dijo Coto.

 Recuerda que a partir del 1 de diciembre entra en vigor el Comprobante de Recepción de Pagos, que se deberá emitir en caso de que el pago no sea en una sola entrega. ingresa en http://www.captura-digital.com y conoce más acerca de las diferentes variantes que ofrecen para facturación, de seguro una se acoplara a tus actividades.

 Por: MC Horacio Escobar Rodríguez

Baja de un RFC por fallecimiento

Cuando un contribuyente fallece es recomendable dar de baja su registro ante el SAT, con el fin de no generar requerimientos ni adeudos fiscales adicionales. Aquí los trámites que debes hacer.

Cuando alguien fallece, en lo que menos se piensa es en los pendientes fiscales que dejó nuestro ser querido.

 Sin embargo, una vez que se superó el momento triste, es importante dar de baja el Registro Federal del Contribuyente (RFC) para que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) esté enterado y no se generen requerimientos fiscales adicionales ni adeudos con el fisco.

 Hay dos trámites para dar de baja un RFC: el primero se llama ‘Aviso de cancelación por defunción’ y aplica a las personas físicas y el segundo se denomina ‘Apertura de sucesión testamentaria’ y es para las personas morales o empresas.

 Rafael Gómez Garfias, director General de Orientación y Asesoría al Contribuyente de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON), explicó que para la cancelación del RFC de una persona física únicamente se necesita el acta de defunción.

 Abarca a aquellas personas cuyas obligaciones fiscales únicamente derivaban de la prestación de sus servicios personales, como es el esquema por honorarios, agregó.

 “En el momento que fallece la persona se detiene la actividad por la cual estaba ligada a presentar declaraciones y en consecuencia en este tipo de casos se puede concluir el RFC a través de un aviso de cancelación por defunción; se cancela el RFC y lo único que requiere la persona interesada en cancelarlo es presentar el acta de defunción ante el fisco”, apuntó.

 En cambio, cuando se trata de personas morales que en vida tuvieron un negocio o un local comercial o se dedicaban al arrendamiento de bienes, el proceso de cancelación del RFC no es tan rápido ni sencillo.

 Gómez Garfias dijo que para este tipo de casos se inicia un procedimiento de ‘Apertura de sucesión testamentaria’. Esta sucesión debe comenzarla una persona que tenga representación legal, normalmente es el albacea que se designa, pues es quien puede presentar el aviso para informar al SAT que el contribuyente falleció.

 “En este caso tendrá que iniciarse un proceso que se conoce como sucesión testamentaria, ya que después de que fallece la persona todavía se van a generar obligaciones tributarias porque los negocios seguirán operando o porque la persona a la que le daba el arrendamiento de ese inmueble seguirá pagando la renta correspondiente. En consecuencia, se van a seguir obteniendo ingresos y se van a seguir generando obligaciones fiscales”, expuso.

 Es importante mencionar que cuando el negocio del contribuyente fallecido contaba con un crédito fiscal (adeudo), no se podrá cancelar el RFC por defunción hasta en tanto se paguen los adeudos pendientes, los cuales deberá saldar el representante legal que después de cumplir con el SAT podrá posteriormente recuperar los saldos a favor que pudieran generar los negocios.

 Por: Ma. Esthela Guerrero Guerrero.

CFDi 3.3 – Cancelaciones indebidas

SATEl proceso de cancelación de tus CFDI entra en vigor el 1 de enero del 2018, por lo que es conveniente ver cuáles son consideradas prácticas indebidas en el proceso de cancelación.

 La futura implementación de un nuevo esquema de cancelación para comprobantes fiscales es un motivo para hacer un análisis del actual procedimiento que seguimos para anular una factura electrónica, ya que posiblemente estemos incurriendo en una práctica indebida.

 Aunque anteriormente la cancelación de un CFDI se realizaba por distintos motivos, el Servicio de Administración Tributaria detectó que, al anular un comprobante, podríamos estar perjudicando a una de las partes implicadas en la facturación de una operación.

 Por ello, ha determinado como cancelaciones indebidas las siguientes situaciones:

Cancelar para evadir obligaciones:  Es decir, cancelar una factura electrónica únicamente a beneficio de una de las partes, como puede ser el caso de las empresas que pretenden ocultar ingresos para reducir el pago del Impuesto Sobre la Renta, aunque con ello invaliden las acciones que sus clientes han realizado con los CFDI cancelados.

 Cancelar de forma unilateral: Pese a que existen distintos supuestos en los que no se requiere la autorización del receptor, cancelar un CFDI de un valor superior a los 5 mil pesos que no se haya emitido a través de la herramienta Mis Cuentas, será considerado como una falta fiscal a partir del 1 de enero del 2018.

 Cancelar los CFDI con complemento de pagos: Al incorporar el complemento de pagos, se entiende que varios CFDI se verán relacionados en una misma operación, por lo tanto, contarán con registros que los vinculen entre sí y cancelar alguno provocaría el mal entendimiento del procedimiento de facturación.

 Cancelar los comprobantes de nómina 1.1: Esta es una práctica que muchos patrones realizaron al vencerse la prórroga que marcó el inicio del CFDI de nómina 1.2, sin embargo, la única obligación a la que se debe responder es el retimbrado de los comprobantes emitidos de enero al 31 de marzo del 2017, sin que ello implique la cancelación de los mismos.

 Aunque este último supuesto de cancelación en realidad no amerita ser sancionado por la autoridad, muchos contribuyentes recurrieron a esta medida para cumplir con la disposición, lo que provocó un gasto y esfuerzo innecesarios.

 Por: Ma. Esthela Guerrero Guerrero