Buzón Tributario Obligatorio pero Inconstitucional

 

 

 

Buzón Tributario, resulta ser el  medio de comunicación con el Servicio de Administración Tributaria que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público ha establecido de forma obligatoria, con el objetivo de agilizar trámites y mejorar la comunicación con el contribuyente y el propio SAT, resulta obligatorio en el caso de los contribuyentes cautivos.

Este es un servicio de comunicación en línea diseñado para que se interactúe  e intercambien documentos digitales con las autoridades fiscales de forma ágil, oportuna, confiable, sencilla, estándar, cómoda y segura. En el portal del SAT se encuentra  disponible en la sección de Trámites. El contribuyente, ya sea persona física o moral, puede cumplir sus obligaciones sin necesidad de acudir a las oficinas de las autoridades fiscales.

A través de este servicio, el sistema tributario enviará notificaciones electrónicas de los actos administrativos que realice, para que así se de por notificado al contribuyente de manera oportuna de requerimientos de información y resoluciones sobre trámites presentados.

Asimismo, recibe el contribuyente información de interés, avisos, invitaciones e información fiscal, con el propósito de que conozca a tiempo programas y beneficios que la autoridad pone a disposición.

Para tener acceso al Buzón Tributario necesita el contribuyente: Contar con RFC y contraseña para ingresar a trámites-buzón tributario dentro de la página de internet del SAT  E.firma además de una cuenta de correo electrónico.

Debemos tener presente que el llamado buzón tributario no es otra cosa que una  cuenta de correo electrónico que el propio contribuyente autoriza al Servicio de Administración Tributaria para recibir notificaciones mediante una actualización de información denominada registro y actualización  de mecanismos de comunicación.

La primera vez que ingresa el contribuyente al Buzón Tributario se solicita que registre una dirección de correo electrónico, recomienda la autoridad  se revise de manera cotidiana, pues esa dirección será el medio de contacto para informar cuando se tenga en el buzón un acto administrativo pendiente de notificar o un aviso enviado por el Servicio de Administración Tributaria.

Las reformas legales establecen que los contribuyentes deben  actualizar datos que no impliquen un cambio de ubicación, como teléfono fijo, teléfono móvil, correo electrónico, tipo de vialidad, tipo de inmueble, cambio de numeración oficial y deben considerar un nuevo domicilio fiscal en términos del artículo 10 del Código Fiscal de la Federación.

Ante este supuesto del buzón tributario tenemos que advertir que no se cumple con los requisitos del acto administrativo plasmados en el artículo 3 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo y el buzón va en contra de lo estipulado en el  artículo 8 de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 “ARTÍCULO 8°.- Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa… A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario.”

Lo cierto es que ninguna normatividad puede estar por encima de la constitución lo que determina el buzón tributario y sus alcances legales, pueden dejar en estado de indefensión al contribuyente.

Por:  Lic. Esp. Fernando Arias Tapia.