Búsqueda de un equilibrio fiscal al cierre de sexenio por Hacienda

Ante el cierre del sexenio. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público afirma un marco macroeconómico con incremento en el Producto Interno Bruto (PBI) dentro de un rango de 2 a 3 por ciento para el 2018, revisando así para el 2017 al alza el posible incremento del 2 al 2.6% de un rango de 1.5% a 2.5% . Con esto se prevé también estabilidad en las finanzas y en variables macroeconómicas así como también, la baja en la inflación de un 3% y el peso y precio del crudo más fuerte en el 2018.

Hacienda afirma que dentro del paquete económico la consolidación fiscal a partir del 2013 durante 4 años, planeando así mismo disminuir la deuda pública en un total de 50.2 % como porcentaje del PIB para el 2017 a 47.3% en el 2018.

José Antonio Meade  titular de Hacienda menciona que  “Éste es el menor déficit desde 2013 y significa una reducción de los Requerimientos Financieros del Sector Público de 2.9 a 2.5 por ciento del PIB de 2017 a 2018. Esto va a contribuir a reducir el saldo histórico de la deuda a 47.3 por ciento del PIB, donde se estimaría cerraría al final de la administración”,

Se menciona que ante la disminución del déficit y la deuda total del país también se prevé conseguir por primera ocasión desde el año 2008 un superávit primario en el 2017 y mantenerlo en el 2018.

Como ya lo ha comentado anteriormente, el Director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento, José Luis de la Cruz, el presupuesto aparenta ser un programa de ajuste fiscal.

En el caso de Alejandro Cervantes, Director general de Análisis económico de Banorte IXE, ante el compromiso de reducir considerablemente el déficit, se envía un claro mensaje de cumplimiento y obligación fiscal que el Congreso deberá respaldar.

Por: Verónica Juárez Granja