Administración de la nómina

Administración de la nómina

Por L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*

 

Administrar la nómina no es tarea fácil ni sencilla, se necesita tener un control efectivo bien definido por el área de recursos humanos y los demás departamentos que se interrelacionan entre sí para realizar el pago oportuno a los colaboradores.

 

Es bien conocido que en la actualidad para expedir CFDI´s de nómina debemos contar con el complemento de recibo de pago de nómina 1.2 versión 3.2 con el cual tenemos que cubrir varios elementos del catálogo de nómina como son: periodicidad de pago, tipo de contrato, jornada de trabajo, tipo de nómina, entre otros más.

 

Adicional a los requisitos electrónicos arriba mencionados (solo algunos de una extensa lista) también debemos contar con toda la documentación relacionada con la contratación de personal que presta servicios personales subordinados, su inscripción y registro en materia de seguridad social, es decir, debemos  tener un expediente por cada uno de nuestros trabajadores, así lo establece el Reglamento del Código Fiscal de la Federación en su artículo 33 apartado A fracción VI.

Por lo que al contratar al personal es necesario formar un expediente con toda su información la cual podría ser: contrato individual de trabajo, solicitud de empleo, credencial del INE, RFC, CURP, NSS, comprobante de domicilio y comprobante de estudios (cada empresa tiene políticas distintas en este tema).

 

Debemos contar con todos los recibos de nómina firmados por los trabajadores, con los reportes de asistencia, reportes de actividades, entrega de equipos de seguridad, en su caso, aclarar dudas al personal cuando surjan diferencias en sus pagos de nómina.

 

Hasta este momento hemos visto cómo se va complicando la administración de la nómina, comenzamos con requisitos electrónicos en el recibo de pago de la nómina, la generación de un expediente por trabajador el cual va a ayudarnos en caso de un litigio laboral cuando el trabajador demande, el registro del trabajador en el IMSS-Infonavit,  retención y entero del ISR por salarios, y cumplir con otras obligaciones para demostrar que nuestra nómina es un gasto estrictamente indispensable y por consiguiente deducible para efectos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

 

Por cierto, también darle seguimiento a aquellos contratos que sean temporales, ya sea para que se firmen como indeterminados o para el cálculo de su finiquito,  sin pasar por alto que para mayor seguridad del patrón toda terminación de una relación laboral se debe hacer ante la junta de conciliación y arbitraje.

 

NOTA del blogger: Alguna vez en dos trabajos, me hicieron firmar una hoja en blanco. En mi último empleo cuando renuncié me solicitaron poner mi huella digital en la renuncia.

 

Por L.C.P. Gonzalo Martínez Pérez*

gonzalomp@prodigy.net.mx